domingo, 7 de enero de 2007

HACIENDO LIMPIEZA

Aunque solo lleves unos meses con esa persona, empiezas a acumular recuerdos, fotos, mensajes en el móvil, en el correo, algún regalillo, libros prestados, Cds de música, etc.

Lo mejor es devolver todo esto cuanto antes.
Si te lo quedas demasiado tiempo, te pasará como la de el señor de los anillos, que terminará siendo tu tesoro. Al que te aferrarás y no querrás desprenderte de él...nunnnnca.

Queda con la persona que te ha dejado y pídele lo tuyo y tu dale lo suyo. Debe ser todo, todo. No dejes que se quede con nada, a no ser que sea un regalo, claro. Pero si es algo prestado exige su devolución.
Puede que esta persona esté con el rollo de "vamos a ser amigos" e intente quedarse con alguna cosa tuya, poniendo alguna excusa extraña del tipo "es que no me lo he terminado de leer" "quería grabármelo pero no tengo Cds" "se lo dejé a..." Todo, para conseguir volver a verte.

Tu "yo interior" lo interpreta como que ella quiere volver, cuando en realidad es el puro egoísmo que tiene para retenerte como amigo, ya que si llevaba tiempo pensado en dejarte ¿Como no tenía previsto todo esto antes?

Si te pone estas excusas o cualquier otras, debes ser duro/a y ponerle de nuevo las cosas muy claras.

"Me estas haciendo daño pretendiendo que nos volvamos a ver"

Queda en un sitio donde tu estés cómodo/a, nada de su casa, la de sus padres, hermanos, etc.
Estás en tu derecho de pedirle que vaya donde tu decidas. Eres el dejado y como dejado tienes unos derechos que esa persona debe respetar.

Se debe quedar solos, nada de que la acompañe o te acompañe alguien. De esta manera, estaréis igual de desamparados el caso de que la tensión se masque.

Cuanto más rápido sea el intercambio mejor para ti. Si lo alargas, el "yo interior" empezará a toquetearte, hasta tal punto que un simple roce de rodillas lo interpretes como una erótica insinuación o una mirada perdida en un silencio, como un mensaje de "bésame".

El resultado puede ser patético, al atacar y el/la otro/a ponerte el cartel de Stop en pleno careto.

"No, me estoy engañando"

Si consigues que todo sea rápido y sin dudas, habrás ganado una batalla importante contra tu "yo interior".

Después de esta devolución, llegará el otro tipo de limpieza, que son los pequeños detalles que tienes en casa y que te hacen recordar ciertas situaciones.
Son cosas que te hacen recordar situaciones vividas.
Nuestra memoria funciona mediante estímulos, normalmente visuales, también por olores o por el tacto de algunas cosas, pero en la vista es más latente como comentaba post atrás.

Estas cosas ya serán cuestión de cada uno. Pero por poner un ejemplo:

A mi me recuerda a mi ex, una pelotita de espuma naranja de esas antiestress. La tenía a la vista y cada vez que venía a casa a pasar el finde se pasaba mucho rato con ella en la mano.
Ahora la tengo metida en un cajón que uso poco para no tenerla a la vista.

Esta limpieza se ha de hacer poco a poco ya que según vayas haciendo vida, tu memoria te lo irá recordando.