jueves, 1 de marzo de 2007

LA FALTA DEL SEXO 01 (OPORTUNIDADES)

El sexo (indirecta o directamente) es la segunda causa de ruptura de pareja. La primera ya la reseñaba hace unos días en el de Dominado y Dominador.

Como podéis ver en el título de post, este apartado lo voy dar en varias entregas para diferenciar cada uno de ellas.
En este trataré lo que ahora mismo estoy sufriendo y que ya me ha pasado en algunas ocasiones siendo el Dejado.

Como he dicho con anterioridad, hay que ser cauto con las relaciones que se tengan después de ser dejado, ya que normalmente, se busca una sustituta que tenga cierto parecido (físico y mental) a la que nos dejó.

Ya he dicho y repito, que los tres meses para mi son lo que necesito para deshacerme de todo lo material y renovar costumbres adquiridas, con el tiempo, con mi pareja.
Tres meses es la primera barrera que me pongo, ya que esos simbólicos tres meses, son (según he leído y comprobado) los que la mente y el cuerpo necesita para adquirir nuevas costumbres, al igual que cambiar los hábitos diarios. Luego entra en juego la fuerza de voluntad de cada uno, que ya comenté como cultivarla.

Estos tres meses son claves para aclarar la ideas o al menos ver de lejos la situación, pero, ¿Qué pasa cuando te planteas no tener relaciones durante esos meses?
Pues que por alguna extraña razón, no paran de salirte oportunidades.

No hablo de sexo sin compromiso, hablo de nuevas féminas que se agregan al grupo o antiguas, que ahora que saben que lo has dejado, prueban suerte.

¿Que hacer ante esta situación?
Lo primero ser sincero consigo mismo y lo segundo ser sincero con las/los que lo intentan, contándoles en la situación que estas y que no quieres hacerlas/les daño.
No les hables de los tres meses, háblales de que necesitas tiempo. Seguro que lo entenderán y esperarán.

Eso sí, aquí no vale eso de escudarse en la confusión para tener sexo. Me explico.

Como la fuerza de voluntad a la mayoría nos falla, es muy posible que terminemos cayendo en la tentación y para eximir nuestra culpa, le diremos al/la chica/o que estas confuso y que no tienes aun claro nada, pero mientras te aclaras seguirás con el/ella, es decir la/le usarás hasta que te canses y la/le dejes, y ella/el evidentemente salte, quejándose de que las usado.
Entonces saldrá esa frase de tu boca. Pero yo te lo advertí desde el principio, nunca te he engañado.

A parte de haber usado y engañado a esta persona vilmente, nos habremos engañado a nosotros mismos, ya que seguramente también la habremos usado para dar estupidos celos a nuestra/o Ex.

Con el tiempo, nos daremos cuenta que, el problema no está en las parejas con las que hemos estado después de nuestra Ex sin esperar ese tiempo prudencial, sino en nosotros mismos, que no habiendo cerrado una puerta ya teníamos abierta otra.